¡Vótanos en la categoría de acción social!
Votar en los Premios Bitacoras.com
Añádenos en Google+

Una red social debe saber sorprender y servir, no volver loco al usuario

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación interpersonal, comunicación empresarial, marketing corporativo… y mil funciones más que no viene a cuento mencionar. Lo que está claro es que han irrumpido con fuerza en las costumbres de la mayor parte de las sociedades actuales y, en muchas de ellas, se han convertido o están convirtiendo en un instrumento de movilización y cambio estructural.

Pantallazo de la home del usuario de Gente Rural

Pero el hecho de que haya millones de usuarios que las utilicen a diario y muchísimas horas al día no las hace infalibles, perfectas ni prácticas en muchos casos. Y, sobre todo, no las hace útiles ni usables. Es sorprendente la cantidad de funcionalidades que las redes sociales más usadas poseen y que la amplia mayoría de los usuarios ni conocen ni saben usar.
Entonces ¿qué debe pedírsele a cualquier red social? Por mi experiencia en Social Media, diría que una red social debe saber sorprender -por ser diferente, por sus contenidos, por sus servicios…- y servir para algo concreto. Una red social no está para volver loco al usuario, porque corre el riesgo de:

  • Estar infravalorada -si tiene tantas opciones, botones, versiones, gadgets… que el usuario es incapaz de conocerlos, controlarlos ni interesarse por todos-.
  • Ir quedando en desuso como tal red social, puesto que los usuarios se aburren, no hay nada que les sorprenda ni les resulte atractivo en ella.
  • Perjudicar a su reputación online. Lo peor que le puede pasar a una red social es que sean los propios usuarios los que generen conversaciones negativas, compartan contenidos virales y provoquen, con sus comentarios on y off line, rechazo y casi animadversión por la red social, tal y como está ocurriendo en algunos aspectos con Facebook, que está empezando a perder adeptos a favor de otras redes y sitios sociales por sus cambios excesivos y continuados tanto en diseño, como en condiciones de uso, política de privacidad, seguridad de los usuarios, requisitos para las páginas, aplicaciones paralelas, etc.

El usuario debe interactuar en la red social de forma natural y automática, sin necesidad de muchas explicaciones. De hecho, en general las redes sociales suelen adolecer de:

  1. No dejar claro cómo configurar los perfiles ni cómo agotar todas las opciones de configuración.
  2. No ser suficientemente seguras, respecto a los datos, contenidos, etc. de sus usuarios.
  3. No dejar mucha capacidad de gestión de sus contenidos a los usuarios
  4. No destacar claramente todas sus funcionalidades ni favorecer su aprovechamiento por parte del usuario medio.

Por eso, desde Gente Rural intentaremos siempre ir mejorando nuestra interfaz, haciéndola más sencilla y usable, para que la experiencia de usuario sea óptima y la gente rural no dude en entrar una y otra vez a sus perfil para compartir aquello que le inquieta o interesa en el medio rural. Ese trabajo de redefinición y modelado es más sencillo -y mucho más costoso económicamente- cuando el diseño y desarrollo se hacen ‘a medida’ por decirlo de alguna forma. Y en el caso de Gente Rural, utilizamos un software social cuyas posibilidades son bien distintas: la red social se puede perfilar, cambiar, definir, pero sin el nivel de personalización de una estructura web hecha sólo para ti.
La Fase Beta, o de rodaje, pretende precisamente eso: ir mejorando lo que está mal, ayudando a que cada cosa encuentre su sitio y la navegación por la red se haga sencilla. Y en eso estamos.

¡A seguir testeando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>