¡Vótanos en la categoría de acción social!
Votar en los Premios Bitacoras.com
Añádenos en Google+

zona rural

El primer reto de nuestros pueblos: no ir a peor

A diario los usuarios de Gente Rural ponemos en común temas, asuntos, noticias… que hablan de cómo está el medio rural, qué ofrece y, sobre todo, qué necesita. Los retos de nuestros pueblos y zonas rurales están ahí, y lejos de darles la espalda, desde la red social del medio rural, es más fácil detectarlos, explorarlos y, por qué no, solucionarlos.
No digo yo que la palabra, voluntad o decisión de una sola persona pueda cambiar el mundo, pero está claro que las redes sociales -que, por otro lado, siempre han existido en el mundo off line- nos ayudan a sentirnos identificados con otros y a plantear, llegado el caso, acciones comunes.

      NO IR A PEOR

      La situación de los pueblos nunca ha sido fácil. Un mercado laboral muy limitado, una oferta de servicios más reducida que la ciudad, una oferta formativa relativamente estancada… Todo ello ha desembocado en despoblación, menos recursos y más empobrecimiento. Pero la cuestión es que, aunque la crisis, ha revivido ciertos atractivos de lo rural y está generando cierta ‘vuelta al campo‘, existen razones para no ser tan optimistas y pensar que los pueblos aún pueden ir a peor si se aplican políticas como la reforma de la Administración Local ahora planteada por el Gobierno, que pone en cuestión el futuro de servicios y bienes de gestión comunal y que podrá afectar a 3.700 localidades rurales.

    Retos rurales

      RECUPERAR POBLACIÓN Y, SOBRE TODO, FIJAR LA QUE YA TIENE

      Aunque hay zonas rurales (sobre todo cabezas de comarca) donde ha habido una tímida recuperación, el aislamiento geográfico, la dispersión poblacional y las consecuencias aún palpables del éxodo rural de hace décadas aún siguen pasando factura a muchos pueblos. Se hace necesario siquiera no repetir errores del pasado y solucionar desde ya las cuestiones que hacen que las nuevas generaciones se vayan de las zonas rurales.

      DIVERSIFICACIÓN ECONÓMICA

      La agricultura y ganadería han sido y deben seguir siendo pilares fundamentales de la vida económica del medio rural, pero es necesario generar nuevas formas de producción y actividad económicas, por supuesto, siempre sostenibles, porque nos jugamos el futuro de muchos pueblos y zonas rurales.

      MÁS ACCIONES Y MOVILIZACIÓN SOCIAL

      Las políticas de Desarrollo Rural son necesarias, pero también que la sociedad rural tome las riendas de las acciones que hay que emprender y aborden, desde el asociacionismo y estrategias comunes, el verdadero cambio del medio rural.

      CREACIÓN DE NUEVAS Y MEJORES OPORTUNIDADES LABORALES

      Es prioritario identificar oportunidades laborales que permitan a los jóvenes establecerse en el medio rural, impulsar el carácter emprendedor especialmente entre las mujeres, proporcionar una cualificación de calidad a los habitantes del medio rural. Sin una sociedad rural mayoritariamente cualificada, el futuro del medio rural está más cerca del retroceso que del progreso.

Redes sociales y medio rural: una relación compleja

Las redes sociales online llevan años funcionando, más de una década en realidad, pero desde 2010 ha habido un boom entre los usuarios sin precedentes. Sin embargo, la relación entre redes sociales y medio rural sigue siendo cuanto menos compleja.

  1. El problema fundamental es obviamente que ha habido y hay una brecha digital importante, que ha aparcado el acceso a Internet para muchos hogares de las zonas rurales. No obstante, es verdad que el uso de Internet en movilidad también ha llegado al medio rural y eso sin duda ha facilitado que los usuarios de las zonas rurales puedan interactuar en tiempo real con sus diferentes perfiles y espacios en redes sociales.
  2. Otra cuestión es que muchas zonas rurales, sobre todo las de menos de 5.000 habitantes, viven un envejecimiento importante que dificulta que las redes sociales tengan una presencia real y activa en el día a día de estos pueblos. Al fin y al cabo el perfil del usuario mayoritario de los Social Media se sitúa por debajo de los 50 años.

Agricultores, ganaderos, alojamientos rurales, cooperativas, asociaciones, ayuntamientos, empresas y habitantes de los pueblos pueden utilizar las redes sociales como una herramienta más para mostrar y promocionar su trabajo, la vida y la actividad de sus respectivas zonas rurales.

Las redes sociales online han llegado para quedarse, y, entre otras cosas, pueden ayudar a la gente rural a:

  • Mejorar sus posibilidades de empleabilidad
  • Desarrollar teletrabajo
  • Potenciar el conocimiento a nivel planetario de su zona rural.
  • Dar a conocer nuestra empresa o negocio con una rapidez y sencillez de recursos importantes.
  • Intercambiar experiencias y conocimientos en torno al medio rural: las ciudades y la sociedad urbana está ahora también más cercana al medio rural gracias a las Nuevas Tecnologías en general y las redes sociales en particular.
  • Fomentar experiencias colaborativas entre diferentes zonas rurales y empresas del mismo sector y diferentes pueblos.
  • Difundir fácilmente la realidad, actividades, situaciones, problemáticas del medio rural.
  • Aportar contenidos de calidad y valor en torno a la vida rural. En parte, el auge de iniciativas de recuperación de la vida en el medio rural tiene que ver con el uso de las redes sociales.

El medio rural hoy: más cercano, más conocido, más valorado

El pueblo era la zona rural cada vez más despoblada, envejecida, desconectada, obsoleta… El medio rural ha sido considerado hasta hace no tanto como el espacio donde las únicas oportunidades laborales eran la agricultura y la ganadería. Y eso no era entonces la mejor alternativa para los que se incorporaban al mercado laboral. Pero, las cosas han cambiado y están cambiando afortunadamente y, aunque, todo no sea color de rosa, el medio rural tiene hoy oportunidades y fortalezas que puede aprovechar para construir su futuro.

Gracias a Internet y a la paulatina modernización de muchas zonas rurales, el medio rural actual resulta más cercano y más conocido para el entorno urbano e industrial, pero, sobre todo, está más y mejor valorado.

Medio Rural VS Medio Urbano

Desde hace varios años, en que la calidad de vida urbana -extremadamente industrializada, estresada e incluso desnaturalizada- cotiza a la baja, la vuelta al pueblo no está sonando descabellada. Más bien al contrario, la propia Federación de Sociología, apuestan por la vuelta a lo local (actividades agropecuarias, turismos rural, consumo responsable, costumbres sostenibles). Y, si tenemos en cuenta que, además, las estadísticas hablan de un aumento de la población generalizado en las cabeceras de comarca, es evidente que algo está cambiando.
Hasta no hace tanto el acceso a Internet a una velocidad decente, era privilegio de la urbes. Pero ya no es así.
Según el Perfil sociodemográfico de los internautas del INE:

  • -Si sumamos los porcentajes de los tres tramos que comprenden el medio rural (<10.000, 10.000-20.000 y 20.000-50.000 habitantes) y hacemos media, las distancias se acortan: frente al 73,1% de ciudadanos de grandes urbes que han accedido una vez al mes lo hacen el 66,3% de los vecinos de localidades rurales y rurales intermedias (hasta 50.000 habitantes).
  • -La proporción de internautas que accede con frecuencia semanal en zonas rurales y en capitales con más de quinientos mil habitantes es prácticamente la misma.

Por tanto, el medio rural puede ahora ofrecer todas sus ventajas y virtudes, pero en condiciones mucho mejores a través de la Red. Consecuencia directa: se acercan servicios y se aceleran inversiones, máxime cuando la web social (redes sociales, blogs, podcasting, videoblogging, etc.) nos da la misma voz a todos y todas, siempre que contemos con acceso a Internet desde un PC, una tableta o un smartphone.
Eso sí. La sociedad es muy consciente de la importancia del medio rural. Pero ¿lo es la administración?