¡Vótanos en la categoría de acción social!
Votar en los Premios Bitacoras.com
Añádenos en Google+

Cosas del campo que llegan a la ciudad…

Cuando la gente de ciudad piensa en el medio rural y en qué cosas le conectan de una u otra forma a él piensa en:
-Buena parte de las materias primas que hacen posible los productos que consume.
-Sus salidas domingueras al campo.
-Su escapada a un alojamiento rural.
-La parte de su familia que tiene sus orígenes en un pueblo o incluso el pueblo en el que surgió su árbol genealógico.

huerting

Sin embargo, eso es sólo lo más evidente y nos sorprendería saber cómo y en qué medida el medio rural y el campo están presentes en la ciudad y sus gentes. O, dicho de otro modo, como la gente de ciudad está ligada a la gente rural.
Que ¿cómo influye el medio rural en la ciudad? Pues, básicamente en dos cosas:

  • En su capacidad de crecimiento. Las ciudades -entendidas como núcleos poblacionales importantes- existen y, sobre todo, han proliferado más a raíz del éxodo rural. El medio rural ha hecho más ‘ciudades’ a las ciudades.
  • En su necesidad de oxigenarse. Después de décadas de excesiva industrialización y tecnificación, de crear urbes grises pensadas para la producción, las ciudades iniciaron hace más de una década un camino intermedio medioambiental, mirando al medio rural en este caso, con vías verdes, más atención a las zonas ajardinadas y todo ello para ‘limpiar su aire’ y hacerlo lo más parecido al del campo. El ‘huerting‘ esa tendencia actual a crear huertos en cualquier pequeño rincón disponible en medio de la ciudad responde a eso mismo, a ese interés por recuperar algo de naturalidad en nuestras vidas urbanas.

Pero lanzaría otra cuestión más ¿qué hay del medio rural hoy en las ciudades? Además de lo que ya he comentado, hay una cosa que quizá se nos escape y que era hasta ahora más rural que urbana: la necesidad de huir de un proyecto de vida con poco futuro. Las tornas han cambiado y si antes era el medio rural el que resultaba “poco prometedor” para consolidar una forma de vida segura y de calidad, ahora es la ciudad la que no garantiza esa estabilidad para nadie, hasta el punto que el proceso de emigración rural es ahora el de emigración urbana. ¡Cómo son las cosas! ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>